Pages Navigation Menu

Duelo en la cumbre

Duelo en la cumbre

JOSÉ ÁNGEL CAÑAS. España es un gran país; merece confianza y nos avala nuestra historia, nuestro proyecto de convivencia y la apuesta por la modernidad como garantía de un futuro mejor. La marca España se crea ante la necesidad de mejorar la imagen exterior de nuestro país y de coordinar la actividad de los sectores público y privado en la defensa de nuestros intereses como país en todos los ámbitos; económico, cultural, social, científico y tecnológico. El Decreto 998/2012 de 28 de junio, otorga carta jurídica a esta iniciativa, creando un órgano administrativo que contempla algo insólito en la organización administrativa de nuestro país, que es que las funciones del Alto Comisionado, con rango de Secretario de Estado, no son retribuidas y que la creación del mismo, por Ley, establece que no puede suponer en modo alguno un incremento de gasto público. D. Carlos Espinosa de los Monteros, cuya dilatada trayectoria profesional y empresarial es indiscutible, tomó posesión de su cargo el 12 de julio de 2012 a propuesta de Presidente del Gobierno, D. Mariano Rajoy.

Esta institución tiene ante sí un reto encomiable; no cuenta con presupuesto alguno, pero sí con un objetivo sumamente atractivo. Nuestro país que se encuentra inmerso en una crisis estructural que afecta en mayor o menor medida a todos los países de la eurozona que se ha visto abocada a políticas de ajustes, sin tener la certeza de si los mismos serán suficientes para asegurar el crecimiento económico de la Unión Europea y que puedan por sí mismos, garantizar el modelo de Estado de Bienestar que se ha creado durante décadas; un modelo que hoy por hoy se encuentra sumamente cuestionado por la imposibilidad de sufragar su coste ante la caída tan estrepitosa de los ingresos públicos.

Recientemente se ha presentado un informe de la OCDE sobre nuestro país que aunque analiza la situación de contracción del PIB en sentido negativo para los años 2013 y 2014, es optimista de cara al futuro ya que aprecia signos evidentes de crecimiento que nos llevarán a un crecimiento estimado para el año 2.014 del 0,5% en nuestro país. Sin embargo, el propio Ministro de Economía ha adelantado que el PIB será del 0% en junio frente al 0,5% negativo del trimestre anterior. La crisis inmobiliaria y el alto nivel de desempleo lastran el crecimiento económico al verse abocados los consumidores, las empresas, las administraciones públicas y como no, los propios bancos, a reducir su nivel de endeudamiento y ello provoca una desaceleración de la actividad y la destrucción de empleo, lo que impide que se cumplan los objetivos de reducción del déficit público.

Revista InnovatiaAnte esta situación de adversidad, numerosos emprendedores han visto la oportunidad de negocio que supone el comercio exterior, el cual según datos del propio Ministerio de Economía y Competitividad se ha incrementado nada menos que un 34% en el periodo que abarca el año 2.009 a 2.011, teniendo una presencia muy superior en el PIB, con un porcentaje nada desdeñable del 20%. El incremento de nuestras exportaciones nos ha llevado a ocupar el puesto 17ª como exportador de mercancías en el mundo y el 7º puesto en comercio de servicios. Desde el exterior, se ve mucho mejor a nuestro país que nosotros mismos; de ahí, la necesidad de mejorar la confianza de los españoles; objetivo prioritario para afrontar el futuro con mejores garantías.

Recientemente la multinacional de consultoría y asesoramiento Grant Thornton presentó un curioso vídeo explicando las razones de por qué se iba a implantar en nuestro país, enumerando nuestras fortalezas y poniendo de manifiesto que España es una nación llena de oportunidades y que tan sólo hay que cambiar el punto de vista.

En dicho vídeo, se enumera el record de turistas del año 2011 con 57 millones de visitantes, expone nuestros datos en infraestructuras, el incremento de las exportaciones, la reducción del déficit de la balanza comercial y los esfuerzos de internacionalización de nuestras empresas, enumerando alguna de las que siendo tan familiares para nosotros, son verdaderas multinacionales y líderes en su sector. Destaca que en plena crisis financiera, según la revista Euromoney el mejor banco del mundo es el Banco de Santander y que no anda muy lejos el BBVA, al final de esta exposición de menos de seis minutos con una explicación de las cifras macroeconómicas de nuestro país explicadas sobre unos dibujos muy agradables que ayuda a la comprensión de estas cifras y que hace al mismo tiempo muy amena la exposición, se llega a la conclusión que España en tiempo de crisis potencia el espíritu emprendedor, el esfuerzo y la creatividad de los españoles.

Este vídeo que yo aconsejo verlo porque expone la verdadera dimensión económica y como país en el mundo, visto desde el exterior, explica mejor de lo que lo haríamos cualquiera de nosotros porqué debemos confiar en España. No se trata de un vídeo institucional, ni siquiera de un vídeo realizado por una marca española para vender sus productos, es otra visión mucho más optimista de nuestra realidad nacional y ha hecho mucho más por mejorar la marca España, que las antiguas campañas del Ministerio de Turismo con el “Spain is diferent” en las que nos vendíamos como destino turístico ofreciendo los tópicos españoles de fiesta y sol, olvidándonos de que somos algo más…

Más datos estadísticos reflejan la distinta percepción que se tiene de nuestro país desde el exterior, y que contrasta con el pesimismo nacional; el indicador de confianza de la zona euro que según datos de la Comisión Europea correspondiente al mes de junio registró un incremento de 1,8 puntos básicos con un sorprendente repunte en los cinco mayores economías de la zona euro, con España a la cabeza; España mejoró en 2,5 puntos básicos, mientras que Francia subió 1,3, Alemania 1,1 y Países Bajos 0,9. Esta confianza exterior contrasta con el pesimismo nacional que refleja otra encuesta, la realizada por Gallup refleja que España es el tercer país del mundo con menos confianza en su mercado laboral, superado tan sólo por Grecia e Italia.

Revista Innovatia 42Si hiciésemos un análisis DAFO como a cualquier otro producto de marketing sobre España, las fortalezas de nuestro país que destacaríamos serían que somos el segundo país como destino turístico; sólo superados por EEUU. Que nuestro patrimonio artístico y cultural sólo es superado a nivel mundial por Italia;que España es referencia a nivel de gastronomía y como no, de éxitos deportivos en los que nuestros deportistas se han convertido sin duda en nuestros mejores embajadores porque reflejan las ansias de triunfo de una generación de jóvenes que sin complejos son capaces en cualquier disciplina de dar lo mejor de sí mismos para representar a nuestro país; podemos hablar de otros ámbitos en los que somos líderes a nivel mundial como es en el ámbito sanitario, en cuestiones como la reproducción asistida o en trasplantes; también nuestro sistema sanitario es una referencia mundial, pero a nivel económico en el momento actual tenemos un potencial nada desdeñable; somos la cuarta economía de la zona Euro, la quinta de la Unión Europea, la décimo tercera por volumen del PIB, con un potencial de desarrollo importantísimo por el alto nivel de desarrollo de nuestras infraestructuras, con una amplia red de autovías y líneas de alta velocidad y un amplio mercado al que hay que sumar no sólo nuestra población nacional; 47 millones de consumidores, sino también los 57,9 millones de turistas que nos visitan; por no hablar de nuestro papel importantísimo de enlace con otros dos mercados de suma importancia internacional; la Unión Europea y América Latina.

Tenemos multinacionales, somos líderes a nivel mundial en ámbitos como el textil, financiero, de telecomunicaciones, de energías renovables. Podemos hablar de grandes proyectos de infraestructuras como aeropuertos, de líneas de metro, del Ave La Meca-Medina o del Canal de Panamá que son desarrollados por empresas españolas. Fui testigo hace ya algún tiempo de un Pleno en el Parlamento Europeo donde se debatía la intervención de Irlanda por la Unión Europea y fue la primera vez que oí hablar del término “PIGS”, cuyas iniciales se refieren en inglés a los países intervenidos salvo España y cuya expresión fue reiteradamente utilizada para desacreditar la situación de la economía española junto a la de los países intervenidos, por otros países con una supuesta situación económicamente mejor que la de los países a los que se refería, desconociendo que la situación actual de la crisis es una situación que afecta a los países de la eurozona y que contrariamente a lo que sostienen estos nuevos inquisidores europeos del rigor presupuestario y del cumplimiento del objetivo del déficit, olvidan que Europa es un mercado, donde o todos nos hundimos, o todos nos salvamos, y que si dentro de ese mercado, a sus consumidores les va mal, a la larga a todos les irá igual de mal, pues hace ya tiempo nuestros destinos económicos van parejos.

En aquella época, se referían a los países PIGS haciéndoles responsables de su situación porque algunos decían refiriéndose a nuestro país: “se trabaja poco y nos gusta la fiesta y la siesta”. Años después, se ha demostrado a estos inquisidores euro-escépticos, que de esos países, el único que no ha precisado la intervención ha sido nuestro país, porque hemos hecho lo mejor que sabemos hacer; que sin duda es trabajar. Nadie se ha referido a las estadísticas de la propia Unión Europea que demuestran que también ese tópico es falso, porque en España se trabaja un 15% más a la semana que la media europea. No se atraviesa una situación fácil en toda la zona Euro, y nadie dice que la situación económica española no sea fácil; sobre todo si tenemos en cuenta el alto nivel de desempleo, pero sin duda la confianza en nuestro país es la principal garantía de salir de la misma.

Recientemente se refirió a esta situación nuestro Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, D. José Manuel García Margallo, poniendo de manifiesto la necesidad de tener confianza en España con el objetivo de atraer ahorro extranjero y que ello permita financiar nuestra deuda pública y atraer inversiones a nuestro país, una confianza que necesitamos decía, para vender mejor nuestros bienes y servicios en el exterior y que permitan a nuestras empresas conquistar nuevos mercados y una confianza, en definitiva, que permita dar el marchamo de calidad a una realidad que cimente la Marca España.

AAA

JOSÉ ÁNGEL CAÑASLicenciado en Derecho, Master en Asesoría Jurídica de Empresa por IDE-CESEM y MBA Internacional. Abogado en ejercicio desde el año 1993, es asesor legal de empresas y administraciones públicas, además de administrador concursal en el Juzgado de lo Mercantil de Cuenca de empresas declaradas en concurso de acreedores. Compatibiliza esta labor profesional con la Gerencia Regional del Partido Popular (PP) en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*