Pages Navigation Menu

¿Quién estará ahora al timón de Samsung?

¿Quién estará ahora al timón de Samsung?

Ni siquiera el ejecutivo más poderoso puede hacer mucho estando entre rejas. El heredero de la familia fundadora del grupo Samsung,  Lee Jae-yong, ha sido encarcelado en un caso de corrupción sin precedentes.  En otros países, este tipo de escándalo podría costar a los jefes de empresa su cargo, pero en Corea del Sur, la posición de Lee probablemente no está en riesgo. Sin embargo, su ausencia física dejará a Samsung sin nadie al timón. La incertidumbre amenaza con limitar los grandes cambios en el grupo, incluida la reestructuración promovida por los inversores activistas.

Poco menos de un mes después de que un fiscal especial surcoreano intentase sin éxito encarcelar a Lee, un tribunal de Seúl aprobaba una segunda orden de detención contra él. Los conglomerados familiares surcoreanos conocidos como ‘chaebol’, tienen una larga historia de encontronazos con la justicia. Aun así, Lee, acusado por soborno, es el primer jefe de Samsung que entra en prisión.

Sin duda, las fábricas de la compañía seguirán funcionando a pleno rendimiento. En cualquier caso, la función operativa de Lee, vicepresidente de Samsung Electronics, no está claramente definida, y las tres filiales clave de Samsung Electronics, la empresa insignia valorada en  260.000 millones de dólares, están dirigidas por tres veteranos que comparten el título de director general. Esto ya lo saben los inversores: las acciones de Samsung Electronics bajaron alrededor del 1 % el día de la noticia, pero no se han producido ventas provocadas por el pánico.

La participación de Lee es fundamental es un momento en el que la empresa intenta emprender  un cambio estratégico a largo plazo. El padre de Lee predicó contra la complacencia, de modo que el hijo está llevando a Samsung hacía nuevos campos, como la biotecnología y la automoción, y revisando al  mismo tiempo una propuesta de reestructuración planteada por el fondo de cobertura activista estadounidense Elliott Management.

Cualquier ausencia prolongada de Lee se notará enseguida. Sus hermanas carecen de experiencia, por lo que el liderazgo podría recaer en alguien ajeno. Choi Gee-sung, un destacado teniente y mentor de Lee, podría asumir parte de la tarea, pero probablemente no su totalidad.

Ya se perciben algunas fisuras. Samsung Electronics no ha finalizado los planes de inversión para 2017. Queda pendiente una restructuración de la gestión anual. Lee podría salir de prisión bajo fianza, pero también es posible una condena prolongada, lo que constituiría un importante obstáculo. El problema más profundo es la excesiva dependencia de Samsung y sus accionistas tienen del liderazgo familiar.

Artículo original escrito por el columnista Jun Yang y publicado en Reuters Breakingviews y el suplemento Negocios de El País

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*