Pages Navigation Menu

Neuromarketing: los nuevos caminos para llegar al consumidor

Neuromarketing: los nuevos caminos para llegar al consumidor

Nada está dejado al azar, y más cuando se trata de vender un producto. Desde hace unos años hasta la actualidad, las empresas se dieron cuenta que las líneas convencionales de ventas comenzaban a quedarse desfasadas. Desde entonces entraron en una etapa de reflexión: ¿cómo llegar mejor al cliente?

Es de este momento que nació lo que conocemos como Neuromarketing, es decir, las estrategias de compra y publicidad dirigidas a los sentimientos, valores, emociones. Es decir, no es lo mismo vender una camiseta, que una camiseta con una producción sostenible, ya que aquellos que más defiendan esta causa, se sentirán identificados con las prendas que llevan. Esto solo es un simple ejemplo, pero el neuromarketing está también en otros ámbitos como el olor en el establecimiento, la disposición del producto, los mensajes que hacen llegar al cliente y, en definitiva, en toda esa experiencia de compra que construye un ‘storytelling’ para llegar emocionalmente al consumidor.

El neuromarketing estudia el cerebro y cómo este se comporta en el proceso de compra. Por tanto, la meta es analizar cómo reacciona una persona ante cualquier estímulo de una campaña publicitaria. Concretamente, los parámetros que se estudian son tres: atención, emoción y memoria. Un ejemplo:

Volviendo al ejemplo de las camisetas, nuestra empresa en primer lugar querrá difundir y captar la atención a través de un anuncio. Tras ello, intentaremos que el cliente que se interese por nuestra camiseta tenga una experiencia de compra que sienta como propia, es decir, que va dirigida exclusivamente a él, a través de mensajes, música, olores, tacto, etc. Una vez que este cliente sale con o sin un producto, esa experiencia deberá quedar en su memoria ya que así es como volverá la próxima vez, queriendo repetirla.

En esencia, por supuesto, el objetivo es el mismo: crear una necesidad al consumidor, pero ya no solo a través de “la razón” (esto es barato y me lo llevo), sino a través de las emociones y la adhesión emocional a la empresa y/o producto.

Con esta técnica se abre un abanico de acciones para intentar llamar la atención de los clientes, intentando afinar lo máximo posible en el perfil del público al que van dirigidos, descubriendo qué llama o no la atención en función del consumidor que cruce la puerta del establecimiento. Lógicamente, esta es un procedimiento complejo y no puede ser exacto completamente, ya que cada uno de nosotros somos distintos y respondemos de forma variable a los mismos estímulos, pero se intenta generar una atmósfera donde todos reciban e interpreten lo mismo (por ejemplo: los olores, la música o la disposición de los productos en un supermercado).

En este sentido, IDE-CESEM ofrece el Máster en Comercial y Marketing, cuyo director de área, Juan Pedro García, es uno de los mayores expertos en Neuromarketing del país. No solo verás las líneas de ventas y marketing convencionales, sino que te especializarás en este tipo de estrategia moderna.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*