Pages Navigation Menu

¿Cómo potenciar el talento de mi equipo?

¿Cómo potenciar el talento de mi equipo?

Una de las tareas más apasionantes, pero a la vez complejas, de los departamentos de Recursos Humanos es la atracción y potenciación del talento. Es evidente que los empleados son parte de un engranaje mucho mayor, pero no han de ser tratados como tal, sino como personas que forman un equipo y que su labor, por pequeña que sea, es determinante en los resultados de la organización.

Esto, en teoría, suena a tópico y una obviedad, pero las consecuencias de unos empleados llegan a ser desastrosas para los intereses de la empresa. Si crees que en tu equipo hay problemas derivados de esta situación, te damos algunos consejos para que conozcas cómo potenciar el talento y sacar el máximo partido de las condiciones de cada uno, basados en una lista publicada en la revista Forbes.

  1. Cuidado con la presión. A los empleados hay que exigirles, lógicamente, pero es mucho más eficaz poner límites flexibles y generosos, para apoyar su ingenio y margen de acción a la hora de cumplir esas tareas.
  2. Escucha su opinión. Esto es algo que no todos hacen, ya que entienden que a un empleado hay que darle una orden “sólida” y recibir del mismo las impresiones que desean oir. Hay que parar y escuchar, ya que del entendimiento saldrán medidas mucho más beneficiosas para el proyecto, sean buenas o malas noticias.
  3. La confianza. Que tus empleados sepan que crees en sus posibilidades les provoca confianza y ánimo para enfrentarse a los retos diarios. Es necesario fomentar su espíritu de superación, pero siempre en tareas en las que sepamos que saben desenvolverse. Es necesario dar funciones adaptadas a su talento.
  4. No herir con los errores. Un equipo humano es precisamente esto, humano. Seamos empleados o jefes, todos podemos cometer errores y lo realmente importante es cómo comunicarlos y ponerles solución. Si el jefe castiga por el error, puedes olvidarte de que se busquen nuevos métodos.
  5. El peligro del estancamiento. Los empleados necesitan ver que pueden desarrollarse dentro de la organización y si este camino se les corta, es muy probable que acaben buscando suerte en otro lugar. Su motivación ante la posibilidad de evolucionar repercute en su trabajo y, lógicamente, en beneficio de la empresa.
  6. Traducir lo que es el talento. Por supuesto, talento es la capacidad y las aptitudes, pero también es el esfuerzo. Esto es lo más importante. No solo hay que tener a gente con dotes, sino también con esfuerzo, ya que el talento reside en ambas situaciones. Alimentar a quien se esfuerza permitirá que sea un auténtico profesional.
  7. El diálogo. Algo que desgraciadamente no prolifera lo que debería en las empresas. Los jefes necesitan hablar, ya que como dijimos en un punto anterior, del acuerdo saldrá la mejor solución. Las órdenes unidireccionales solo generan desmotivación, pero cuando el empleado se siente importante, su implicación crecerá enormemente.
  8. La confianza. Preocuparse por tus empleados harán que ellos se preocupen por ti y por el equipo. Dejar atrás la figura del jefe impasible y estar con ellos en los momentos buenos y en los malos. Así se estrechan relaciones y se mejora la cooperación y la lealtad.
  9. Ten paciencia. Cuando se cometen errores o se tarda más de lo esperado en hacer una tarea, no hay que perder los nervios, ya que peores son las prisas. Demasiada presión siempre es mala consejera, todo requiere su tiempo y hay que saber gestionarlo correctamente.
  10. Reconocimiento. ¿A quién no le gusta que le feliciten cuando hace algo bien? Eso es fundamental. Cuando un miembro del equipo cumpla con sus tareas hay que felicitarle, ya que eso siempre genera confianza de cara al futuro inmediato. Por todos los medios se debe intentar que los empleados se sientan queridos, importantes e implicados en el trabajo.

Para el aprendizaje de estas técnicas, IDE-CESEM oferta el Máster en Gestión de Recursos Humanos y Dirección de personas, que te mostrará todas las apasionantes funciones de un departamento de RRHH. Además podrás conseguir la Certificación Internacional, que te avalará como un profesional del sector a nivel mundial. Si tu pasión es la gestión del talento, es el momento de hacerlo tu profesión. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*