Pages Navigation Menu

¿Qué son y para qué sirven los KPI?

¿Qué son y para qué sirven los KPI?

En un mundo tecnológico, masivo y global, las empresas han de saber muy bien cómo diferenciarse del resto, qué decisiones tomar y cómo interpretar los datos que reciben diariamente. La competencia es voraz, por lo que cualquier error de cálculo se mira con lupa, lo que ha llevado a las organizaciones a entrar en una dinámica muy centrada en el análisis e interpretación de información.

En este marco se sitúan las KPI (Key Performance Indicator), indicadores que permiten a las empresas traducir estos datos para que puedan reconducir sus decisiones. Este hecho no es algo revolucionario, ha existido desde siempre, pero por supuesto la sofisticación de hoy día en este sector se diferencia en gran medida a la existente años atrás.

Entrando en materia, las KPI muestran situaciones basadas en el coste-beneficio, es decir, indican lo bien o mal que va el negocio en relación con los objetivos marcados. En definitiva, sintetizan la eficacia de las acciones que se llevan a cabo en una organización con el objetivo de hacer una gestión basada en esa información.

Sin embargo, la organización ha de hilar muy fino en este aspecto: son muchísimos los datos que se reciben, pero es vital saber escoger cuáles de verdad valen para tomar las mejores decisiones. En función de cada momento, empresa y función, existen unos indicadores clave que pueden no compartirse con otras empresas. Por ejemplo: una empresa de logística como Amazon necesita tener muy controlado el indicador tiempo, es decir, cuánto tardan en enviar el producto; un supermercado debería de parametrizar muy bien el lugar del establecimiento que congrega más clientes durante la jornada y, por último, en un restaurante es crucial saber cuánto cuesta el género en comparación con la elaboración del plato final. Además, también esto variará dentro de cada departamento de la propia empresa: la dirección necesitará diferentes indicadores clave que, por ejemplo, el equipo de marketing.

La traducción de estos datos nos pueden ofrecer una visión de los puntos fuertes y débiles, incluso descubrir debilidades que ni se habían detectado hasta ese momento. La labor de la empresa es saber interpretar esos datos e indagar las causas de ese problema y comparar con datos propios y, también , del resto del mercado.

Correctamente utilizadas, queda claro que las KPI son una herramienta que marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso de la organización. Obtener indicadores precisos y realizar un seguimiento adecuado de los mismos es lo que permitirá a la empresa estar un paso por delante de la competencia.

 

One Comment

  1. Te imaginas pilotar un avión solo con la vista y el oído??
    Los KPI son similares al cuadro de mando de una cabina de avión. Te permiten gestionar la empresa observando indicadores clave para la evolución de la misma.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*